Ya tengo casa, help me!

 

“¡¡Tengo las llaves!! Por dónde empiezo?”

Llevo meses dando vueltas, haciendo planes, y hay tantas cosas que me gustan… Pero, ¿cuáles debo elegir?”

Si no tienes claro tu estilo es mejor asesorarse por un experto. Te evitará compras compulsivas o equivocadas.

En realidad es más barato decorar de la mano de un profesional porque consigue mejores precios y de ahí saldrá su comisión, es decir, lo que tú te ahorras es lo que él cobra.

Además pondrá a tu servicio todo un equipo de profesionales que con toda garantía solucionarán cualquier necesidad, como pintar una pared, hacer regatas para cambiar enchufes, diseñar un mueble a medida o elegir la mejor tela para tus cortinas…

Un buen decorador defenderá siempre el presupuesto que más te convenga para que puedas estirar tus ahorros al máximo.

Se ocupará de coordinarlo todo, para que la aventura en la que te estás embarcando sea un éxito completo.

Así que hazme caso, encontrarás a esa persona detrás del mostrador de alguna tienda bonita y sabrás que es tu ángel de la guarda porque te escuchará antes de hablar, querrá ver tu casa y notarás lo mucho que disfruta con tu proyecto…

 

¡Adelante! Déjate asesorar….